¿Por qué arrendar por medio de una inmobiliaria?

Por qué arrendar por medio de una inmobiliaria

Si estás pensando en poner tu casa o apartamento en arriendo y aún no sabes si hacerlo de forma directa o través de una inmobiliaria, te recomendamos leer esta información, así te podrás ahorrar inconvenientes con tus futuros inquilinos.


Es cierto, arrendar no es una tarea fácil, y así como la mayoría de los inquilinos son personas honestas y cumplidas, también hay uno que otro que puede ser un verdadero problema; ejemplo de ellos son los que entregan en malas condiciones el inmueble, los que hacen uso del espacio por varios meses y no pagan el arriendo justificando que no tienen como responder, o peor aún, a los que se les pide el inmueble y no quieren entregarlo, esos sí que te pueden hacer la vida cuadritos.


Es por esto que en la mayoría de los casos estas problemáticas se convierten en la razón por la que muchos propietarios deciden poner su casa, apartamento, finca, local u oficina en manos de inmobiliarias, donde expertos se encargan de la administración de tu patrimonio.


Con lo anterior no te estamos diciendo que sea una obligación tener tu inmueble en una empresa que administra bienes raíces, pero sí es una alternativa con la que podrás facilitar todo el proceso de arrendamiento. Además, puedes estar seguro de que la inmobiliaria escogerá el candidato perfecto para cuidar tu propiedad.

Ventajas de arrendar por inmobiliaria

Conoce las ventajas que tienes cuando decides arrendar tu propiedad por medio de una inmobiliaria.

Descubre y ten presente estas diez ventajas que recibirás si decides dejar tu inmueble en manos de una inmobiliaria. ¡Recuerda! Ellos te acompañarán en todo el proceso para proteger tu inversión y patrimonio.


1. Establecen el precio justo del valor del arriendo para que no pierdas dinero.

2. Promocionan tu inmueble de manera adecuada, publicándolo en portales del sector inmobiliario como Ciencuadras, en donde tu inmueble podrá ser arrendado en el menor tiempo posible. Además tienen asesores con horarios flexibles para que los interesados puedan agendar cita para verlo en el momento que más les convenga.

3. Con el respaldo de una compañía experta, hacen el estudio de la solvencia económica y el análisis moral del arrendatario, para que tu inmueble tenga el uso adecuado y no se preste para cometer actos indebidos.

4. Elaboran y firman el adecuado contrato de arrendamiento para proteger tu renta y tu inmueble. Así, quedarán estipulados los deberes y derechos a los que ambas partes (inmobiliaria y arrendatario), una vez firmen, se comprometen a cumplir.

5. Hacen la entrega de tu propiedad al arrendatario con su respectiva acta e inventario donde queda estipulado el estado del bien y los accesorios con los que cuenta.

6. Garantizan el pago oportuno y completo.

7. Atienden todas las solicitudes, requerimientos, quejas y emergencias que se presenten por parte del arrendatario con relación a tu inmueble.

8. Una vez termine el contrato y el arrendatario deba entregar tu inmueble, la inmobiliaria se encarga de revisar que todo esté en orden, que se encuentre todo lo que está en el inventario y que no queden pagos pendientes.

9. Si el inquilino tuvo un mal uso del inmueble, tiene facturas de servicios en mora o no quiere hacer la entrega de éste, la inmobiliaria se encargará de mano de expertos jurídicos de recuperar tu inmueble y llegar a los mejores términos en la cancelación del contrato.

10. Y la última, y no menos importante ventaja, es que dejando en manos de una inmobiliaria tu inmueble podrás ahorrarte varios dolores de cabeza y unas cuantas dosis de aspirina.

Ahora, ¿vas a arrendar directamente o prefieres la ayuda de una inmobiliaria?

Autenticando